Como salvar a una planta aérea

Publicado en5 meses hace por

Por Biel Molina Cuesta | 18 Abril 2020
Estas peculiares plantas aéreas o también llamadas tillandsias son conocidas por tener los cuidados más fáciles de entre todas las plantas de interior. No son nada exigentes. Como norma principal, solo hay que procurar que reciban mucha luz, vigilando siempre que esta sea indirecta. Agradecen también que les demos un aporte extra de agua, puesto que con la humedad ambiental en los interiores no suele ser suficiente, sobre todo si tu clima es continental.

Pero seamos claros, si estás aquí probablemente es porque tienes dudas como, “por qué se está muriéndose mi planta de aire?” o simplemente quieres saber si tu planta tillandsia está sana o no. Antes de seguir leyendo queremos enseñarte lo resistentes que pueden llegar a ser y por qué no debemos subestimar el poder de una planta de aire moribunda. Pese a que parece que estos dos ejemplares están en sus últimos días, han comenzado a tener hijos.

Veamos entonces cómo salvar a una planta moribunda y cuáles son los problemas más frecuentes en las tillandsias:

Exceso de luz

Es cierto que necesitan luz abundante pero eso no significa que tengan que estar a pleno sol, es más, esto les perjudica mucho. En su hábitat natural viven bajo las copas de los árboles, por ello es comprensible que no estén adaptadas a recibir luz solar plena y directa.

Aunque plantas como la Yuki o la Xer són un poco más resistentes al sol debido al tono grisáceo y blanquecino de sus hojas y a la abundancia de tricomas, viven mucho mejor bajo una luz suave e indirecta. Sería ideal que la luz que reciban sea filtrada por una fina cortina o en caso de tenerla en exterior, asegurarse de que la luz directa del sol no incide sobre sus hojas. 

Seguramente, tras haber expuesto a tu tillandsia al sol, verás pequeñas manchas marrones o blancas que en algunos casos se extienden a lo largo de toda la hoja. Existe un tratamiento para estas quemaduras? Desgraciadamente la respuesta es no, pero si la mayor parte de la planta está sana aun tienes la oportunidad de salvarla. Para ello deberás seguir estas sencillas pautas:

1.- Retírala del lugar donde se encontraba. Si una ubicación no les gusta te lo harán saber, en este caso se quemarán algunas de sus hojas. Por ello buscaremos una nueva ubicación para nuestra planta de aire, con luz indirecta y un poco de ventilación.

2.- Hidrátala. Es posible que haya perdido mucha agua al haber estado expuesta al sol, así que realizaremos la hidratación más profunda. Para ello, la sumergiremos en agua dulce durante toda la noche. Después de haber hecho este baño es importante que se seque bien, por lo  que recomendamos tenerla un rato boca abajo para evitar la acumulación de agua entre sus hojas. Es importante que esté bien ventilada para que se evapore toda el agua que la planta no necesite. 

NOTA: En general todas las plantas son más vulnerables a quemaduras cuando sus hojas están mojadas (incluidas las tillandsias) por ello tenemos que prestar especial atención a no dejarla ventilándose en un lugar donde reciba sol directo.

3.- Pódala. Este paso no es realmente necesario, pero por un tema estético, puedes recortar las hojas con quemaduras. Hay que tener en cuenta que si la planta no se ha desprendido de la hoja quemada puede que aun la esté usando para absorber nutrientes. Procura podar únicamente aquellas hojas que tengan mayor superficie quemada que viva. Recordemos que si la podamos es por un tema puramente estético así que intentaremos no podarla en exceso.

Falta de luz

Sin luz no tendrá energía para crecer. Las nuevas hojas que intenten crecer serán cada vez más largas y finas ya que intentarán buscar la luz. También podrás apreciar que las hojas inferiores se empiezan a secar. Esto no es un síntoma de deshidratación aunque pueda parecerlo, es porque intenta utilizar toda la energía que tiene para crecer. 

Recordemos que las plantas necesitan luz para poder hacer la fotosíntesis y alimentarse. Por eso, si vemos que crecen hojas muy finas o sus hojas inferiores   se secan más de lo habitual puede ser que le falte luz. Si este es tu caso, considérate afortunado!! Busca un lugar más luminoso y colócala allí. Al hacerlo verás que la planta volverá a crecer con total normalidad y si a esto le sumamos una buena hidratación y ventilación seguramente llegará a florecer.

El agua, la fuente de la vida, es el elemento esencial para todo ser vivo. El agua, con las plantas, juega un papel fundamental. De ella depende si la planta vive o muere. Tanto el exceso como la falta de agua puede ser letal para las plantas de aire.

Exceso de agua

Siempre hemos oído que mejor que sobre que no que falte. Pues lo cierto es que este dicho no se puede aplicar con las plantas aéreas. Más bien se invierte, puesto que es mejor que les falte agua que no que sobre. 

Por muy mal que nos sepa decirte esto, es posible que si estás leyendo este artículo sea demasiado tarde para tu planta. Si ves que la planta empieza a oscurecerse y a ponerse blanda seguramente es porque se ha empezado a pudrir. Esto suele estar provocado por haberla dejado mojada durante muchas horas. Por tanto, el exceso de agua combinado con una mala ventilación resulta letal ya que pudre el núcleo de la planta y la vuelve irrecuperable.

Para evitar este problema, debemos procurar que nuestra planta tenga siempre un buen flujo de aire, y sobretodo que no se quede mucho tiempo mojada. Ten esto siempre presente porque no hay tratamiento una vez la planta se haya ablandado.

Falta de agua

En caso de que a tu planta le falte humedad, para minimizar su consumo de agua empezará a rizarse desde las puntas y así reducir el área en contacto con el aire y la luz, dos factores que hacen que se seque. Aparte de los rizos en las hojas, veremos también que algunas hojas se secan. Las tillandsias descartan algunas hojas y se nutren de la humedad de estas para soportar tiempos de sequía. 

La buena noticia es que tiene fácil tratamiento, simplemente hay que bañar nuestra planta en agua dulce durante toda una noche, en intervalos de 1 - 2 veces por semana. Es importantísimo que al retirarla del baño se seque bien (si no queremos acabar en el apartado anterior). Recomendamos ponerla boca abajo sobre un paño seco para que se escurra y evitar la acumulación de agua en su interior y que, a su vez, tenga una buena ventilación para permitir la evaporación de la humedad que la tillandsia no necesita. Evitaremos siempre el sol directo, factor que la resecaría demasiado.


Dentro de “la falta de agua” hay casos más leves. Estos pueden ser provocados por la falta de humedad ambiental, en los que podrás observar como las puntas de las hojas empiezan a secarse muy lentamente. Para esto solo hay que procurar pulverizaciones regulares a la plantita. Si ya la pulverizas regularmente, simplemente aumenta ligeramente la cantidad o pulverízala más a menudo.

Las plantas de aire sufren de plagas?

Sí, desgraciadamente siempre hay algún bicho a la vuelta de la esquina para acabar con nuestras plantas. Las tillandsias son capaces de repeler muchas plagas debido a que sus hojas son muy distintas a las de las plantas comunes. 

Únicamente tienen un depredador importante: la araña roja. Si ves una fina tela entre las hojas y pequeños puntos rojos moviéndose alrededor de la planta significa que está infectada. 

Como eliminar la araña roja? Aunque parezca extraño, hay que usar jabón potásico, un producto que usamos de quitamanchas, disponible a un precio muy asequible en la mayoría de supermercados y droguerías. Se debe mezclar con agua y pulverizar directamente sobre la planta durante unos días hasta que veamos que el problema se ha erradicado.

Normalmente, en interior no tendrás ningún problema con esta plaga, pero para personas que quieran tener esta planta en el exterior y vivan cerca del campo esto puede llegar a ser un problema.

Si crees que a tu tillandsia le pasa algo puedes contactarnos por correo electrónico o WhatsApp al 693 23 42 55 y te ayudaremos a saber qué es lo que le pasa. 

Te ha resultado interesante este artículo? Nos encantaría saber tu opinión. Más abajo puedes dejarnos un comentario y decirnos si te gustaría que hiciésemos más artículos como este. También nos ayudaría que nos contaseis si hay algún tema del que te gustaría que hablásemos en futuros artículos.

Productos relacionados
25,00 € (impuestos inc.)
Planta de aire de hojas anchas, rizadas de tacto aterciopelado. Con un color que va de verde claro hasta plateado. Aveces con tonos rosados. Puede llegar a florecer. Talla S: 10-15 cm de diámetro Talla M: 15-20 cm...
Artículos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Infórmese de nuestras últimas noticias y ofertas especiales

Puede darse de baja en cualquier momento. Para ello, consulte nuestra información de contacto en el aviso legal.

Ajustes

Menú